25 Torcal de Antequera

En esta ocasión vamos a uno de los lugares emblemáticos de la provincia de Málaga, el Torcal de Antequera, Paraje Natural, Reserva Nacional de España.

Quedamos en el aparcamiento de la Venta Los del Túnel y nos dirigimos a Villanueva de la Concepción, a veces llamado Villa del Torcal, municipio independizado de Antequera en 2009 constituyéndose en el municipio 101 de la provincia de Málaga desde entonces.

Nos hacemos la foto de inicio en el que se aprecia bastante la variedad de fondos cromáticos de nuestra indumentaria.

Pero antes, comprobación de su hemos hecho los deberes.

Nada más llegar al Centro de Interpretación del Torcal de Antequera ya vemos que nos están vigilando.

Este Mirador de las Ventanillas permite una visión espectacular del Valle del Río Campanillas y de Villanueva de la Concepción, así como del relieve montañoso hasta la costa malagueña. Incluso se ve el mar y un barco a lo lejos.

En tiempos de los dinosaurios, toda la vista que desde aquí se disfruta permanecía sumergida bajo el mar de Tethys. Este mar, futuro Mediterráneo, abarcaba desde la Meseta Ibérica a la actual Sierra Nevada. En él se fueron sedimentando los esqueletos carbonatados de animales marinos, hasta originar las rocas calizas que hoy componen El Torcal de Antequera.

Fue mucho después, durante el plegamiento alpino, cuando el descomunal empuje de la placa africana sobre la ibérica comprimió, deformó y fracturó los materiales hasta emergerlos 1 kilómetro por encima del nivel del mar. Aún hoy el proceso continúa.

Pero fue la persistente acción combinada de agua, hielo y viento, al disolver y erosionar las rocas calizas más que las margas y arcillas, quién produjo este caprichoso modelado: el paisaje kárstico o karst. Por las fisuras creadas, el agua circulaba como por una esponja, hasta encontrarse con materiales impermeables y resurgir como manantiales.

Ruta Verde.

Se inicia en el aparcamiento superior. En la bifurcación, esta ruta desciende hasta el Hoyo de la Burra. En este punto también se vuelve a unir a la Ruta Amarilla, iniciando el regreso al Centro de Visitantes Torcal Alto. Se trata de un recorrido que permite conocer la morfología de «El Torcal de Antequera» y reconocer algunas figuras significativas como la Esfingeel Canario (o el Águila), el Indio o el Vigía.

Hemos escogido un día de noviembre en el que, por fin, ya hacía un poco de fresquito.

Las cabras no nos dejaron solos en todo el recorrido.

El Arce de la Ruta Verde, también llamado de Montepellier, tiene su propio cartelito.

Vista panorámica del Mírame.

Esta planta nos la encontramos en la ruta.

  • Señora, le llamo del hospital porque tenemos a su marido malherido.
  • ¡Es que no sabe ni herirse bien!

Pedro y Melchor aparecen bastante abrigadetes.

Ruta Amarilla

Se trata de un recorrido circular de 3km de longitud. Una vez pasado el cruce de bifurcación de ambas rutas, la Ruta Amarilla se adentra en los callejones y pasillos donde domina la umbría por lo que son zonas más húmedas y densa vegetación.  Son numerosos los elementos a destacar desde figuras como El Dedo, El Camello, La Jarra y La Botella o el Callejón del Tabaco.

Son dos rutas muy bien señalizadas.

Existen innumerables formas a las que la imaginación de cada uno le da el nombre que prefiera.

Pedro hizo el descubrimiento del nacimiento de una especie de delfín cuaternario.

Este macho estaba a la retaguardia de su rebaño.

National Geographic se encargó de su filmación porque o estaba vigilando a su rebaño… o estaba buscando rollo. Manolo dio la versión más científica.

Este pasillo rocoso es un ejemplo de diaclasa o fractura que origina un típico callejón, su anchura solo permite pasar a las personas de una en una.

Manolo, ¿tú crees que por ahí…?

Aunque aquí era un poco más ancho.

Este árbol retorcido fue objeto de un cabezazo de Melchor que por poco lo parte…. Al árbol, no a Melchor.

Algún malintencionado ha preguntado si Salva y Jesús ya habían estado aquí.

Aquí se ve la figura del camello.

En esta foto se aprecia claramente, GRACIAS A LA PAREIDOLIA, como una de las piedras se parece enteramente a una mano, en concreto la derecha.

… a ver si elegís un poco las fotos que mandáis.

Y en esta una de las rocas está descansando de tanto posar.

Este es un lugar muy utilizado por muchos amantes de la meditación.

Todos querían posar para las fotos.

Bueno, este no, porque estaba orinando.

El pequeño Buda, la pagoda o la señora de las tetas gordas se incrustan todas en las piedras del Torcal.

Su fauna es rica en aves como el buitre leonado o el búho real, además de en mamíferos como el zorro y la comadreja.

Bueno, ese día el zorro y la comadreja se tomaron el día libre, como decía Manolo.

Entre la flora podemos destacar la abundancia del Majuelo o Espino Blanco, con sus frutos pequeños, ovales, rojo oscuros de cerca de 1 cm de longitud, tipo cereza. Estas frutas son importantes para la vida silvestre en invierno, particularmente de las aves que las comen y las dispersan en sus deposiciones.

Ya estamos llegando por segunda vez al Centro de Interpretación.

Son innumerables las plantas que se adhieren a las piedras para crecer.

Otra vez de vuelta al Mirador Ventanillas vemos en primera instancia Villanueva de la Concepción y al fondo Málaga.

Es curioso como sabían estos del Torcal que íbamos a venir aquí. Han tenido el detalle de incluir nuestras imágenes en sus carteles.

Detalle de los lapiaces, camino del Tornillo.

También visitamos la Fábrica de los Molletes de Antequera, pero no nos dio tiempo a comprar ninguno porque todavía estaban aplastaditos.

Volved otro día, por favor.

Y aquí emerge Diego de la tierra junto con el tornillo. Diego ¿tú qué haces ahí?

Esta fantástica foto está muy bien conseguida.

Tortilla, flamenquines y las cervecitas… y fresquito.

Cumpliendo la segunda parte de la recomendación de Salva.

Acordaos de tomar por la mañana «💊» que después vienen las «🍻» 🤪🤪

No es que se nos hiciera de noche, es un detalle del Belén de la Diputación.

En el Centro de Interpretación vimos que había Rutas alternativas pero guiadas, entre ellas la Antigua Ruta Roja y la Ruta de los Ammonites.

Cerca del Torcal, se halla la ciudad de Antequera. Localizada prácticamente en el centro geográfico de Andalucía. Para volver a Málaga, Melchor nos hizo una visita turística por sus lugares más emblemáticos sin dejar pasar los conventos en los que se elaboran, aún hoy, exquisitos dulces tradicionales como los alfajores, el angelorum, y el bienmesabe.

De su gastronomía no hay que olvidar sus molletes, el ajoblanco o la porra antequerana, pero eso ya otro día pasaremos a probarlos.

La ruta ha consistido en lo siguiente:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)