26 Monte Coronado

Para esta ruta con finalización en el Monte Coronado hemos quedado en el campo de La Unidad de Nueva Málaga, donde entrena Félix junto con su nieto, Sergio, que según tengo entendido, ya supera a algunos de los lanzadores de faltas del Málaga.

Además, contamos con un integrante nuevo, Fernando, Fernandi, el Agüilla con lo que los profesores del grupo igualan a los bancarios, los sanitarios se quedan atrás y los legionarios van los primeros abriendo camino, como debe ser.

Pasamos por el Hospital Carlos Haya, también conocido como Carlos de Haya ya que así es como se llamaba el aviador, inventor y militar que le da nombre.

El Hospital Carlos Haya cambió su nombre al de Hospital Regional Universitario de Málaga por acuerdo de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en aplicación de la Ley autonómica en 2009..

Llegamos a la Residencia Militar Castañón de Mena, construida en terrenos donde había anteriormente un polvorín del ejército.

Ascendemos al Cerro de la Tortuga, con una subida pronunciada pero no imposible y que está calificada como Zona arqueológica, declarada Bien de Interés Cultural en 1999 debido a que se encontraron restos de un Yacimiento Íbero-Púnico en su cima.

El Templo y la Necrópolis Ibero-Púnica del Monte de la Tortuga es el más importante de la península ibérica en su género.

En la parte más alta del monte se encontraría el templo o santuario y el resto de las construcciones y la necrópolis estarían repartidos en torno a la cumbre.

Esta foto es impresionante, y no porque salga yo… sino porque hay un tío señalándome.

Caminando entre los pinos que rodean el Monte de la Tortuga, empezamos a andar buscando ahora el Cerro Bonato, también llamado Cerro Cabello, pero antes pasamos por las inmediaciones del Picadero de la Ermita.

Curiosamente por el camino nos encontramos con restos de huesos colgados de los árboles.

El Cerro Bonato tiene magníficas vistas de la bahía de Málaga y la zona colindante está llena de caminos que son utilizados por personas que hacen deporte, caminando o en bicicleta. Pero la estampa es ciertamente lamentable, porque este paraje está plagado de vertederos incontrolados, donde desaprensivos desechan residuos de obras y enseres no orgánicos.

En sus inmediaciones se explotaron multitud de bocaminas que horadaron el terreno para buscar yeso en los años 40.

Seguimos por el Camino de los Alcabuceros para pasar al otro lado de la autovía en busca de un senderito muy corto, Sendero de la Minchana, ubicado en el Parque Forestal “Ciudad de Málaga”, bastante desangelado todavía porque es una zona en restauración hidrológico-forestal en la margen derecha del río Guadalmedina.

Este sendero nos permite acceder a las inmediaciones del Cerro de la Palma y del Cerro Coronado, cruzando esta vez por debajo de la autovía.

En el sendero nos encontramos un pozo que estaba cegado pero en muy buenas condiciones de conservación.

Una vez cruzada la autovía y antes de ascender al Monte Coronado hicimos una paradita de refresco.

Desde aquí se ve el Cerro Bonato.

Bordeando el Cerro de la Palma, llegamos a una zona que en su día albergó industrias.

En el Monte Coronado existió un asentamiento prehistórico, restos de una granja medieval y restos de hornos e indicios de extracción de cobre.

La subida en algunos puntos es muy peligrosa porque si te coge el rayo láser te convierte en piedra.

No, nos pilló. Simplemente ya nos habíamos ido.

Pero llega un punto en que ya que escalar un poquito. Hay que tener cuidado en la subida.

En la cima hay una cruz que la pusieron vecinos de la Palmilla para atender la última voluntad de un convecino que la tuvo custodiada durante 30 años.

Como somos muy cofradieros, salvo excepciones, todos quisimos hacernos una foto junto a ella.

Y qué te creías, ¿que no nos íbamos a hacer una foto del grupo? Pues había un guiri en la cima que nos hizo la foto. Menos mal que Melchor en su perfecto inglés…

La cima del monte Coronado era mucho más extensa pero debido a la extracción de piedra caliza tiene la forma actual. En su día también fue utilizado como cantera para la construcción de la Catedral de Málaga.

Cada dos semanas, Fernando y yo vemos el Monte Coronado desde nuestra localidad en La Rosaleda.

Vista del Puerto y las zonas sur y oeste de Málaga.

En primer plano La Palma y La Palmilla, a la derecha la Rosaleda al lado del río Guadalmedina. Atrás el monte San Antón.

En un futuro, veremos a La Rosaleda así.

Bajamos el Cerro Coronado por su lado sur buscando rodear el depósito de agua que hay en el Cerro de los Angeles. Pero antes recogemos a Manolo.

Ya camino de vuelta con miras a la cervecita le pusieron a Melchor un cartelito de Control de Velocidad.

Cruzamos el Arroyo de los Angeles que en la actualidad se encuentra totalmente embovedado a su paso por la ciudad.

Después de atravesar Miraflores de los Angeles y las inmediaciones del Colegio Manuel Siurot, pasamos por el conjunto de casas Los Rosales caracterizado porque todas sus calles tienen el nombre Rosa: Rosa Amarilla, Rosa Río, Rosa de Mar, Rosa Monte…

Bordeando el colegio de las Jesuitinas Gamarras llegamos a Nueva Málaga. En este barrio se encuentra una de las Cofradías más jóvenes de la Semana Santa malagueña, conocida como Nueva Esperanza, la cual procesiona el Martes Santo y presenta el recorrido más largo de todo el itinerario, de unas 14 horas.

Y como no podía ser de otra manera, terminamos la ruta en el Café El Balcón, donde “Felix, hay que decirte que la ruta elegida es de 10 y la intendencia 🍻,callos, caldito de pintarroja y la copa de vino de deferencia🍷fenomenal 👏👏”, palabras de nuestro presidente.

Indudablemente, de las 7 fotos que nos hicieron la mejor fue ésta, por la pose de Manolo y por el lema de la pared:

“La mejor red social es una mesa rodeada de tu gente de toda la vida”

Por último, tenéis que votar en el concurso de quién tiene más estilo bebiendo agua con el Botijo (o búcaro).

Menos mal que había fregonas suficientes…

Por cierto, búcaro es sinónimo de botijo, aunque solamente en Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla.

4. m. Cád., Huel., Mál. y Sev. botijo.

Sin.:botijo, pirulo, piporro.

La ruta ha consistido en lo siguiente:

Y un detalle último de la subida al Monte de la Tortuga.

Aaaaaaadiós

Y una idea para la próxima ruta: traernos bolsas y recoger algunos residuos inorgánicos. El problema es que para recogerlos habrá que agacharse, ayyyy, o conseguir un buen palo con pincho.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.7)