37 Cerro Tío Cañas

Tempranito aparcamos cerca del Restaurante Casa Pepe para partir hacia la otra ruta que discurre por las montañas de Rincón de la Victoria.

Si hace unas semanas estuvimos en el sendero local SL-A-082 Arroyo Granadillas – La Capitana, esta vez haremos dos: el SL-A-083 Arroyo Granadillas – Cerro Tío Cañas y el SL-A-084 Cerro Tío Cañas-Cerro Benagalbón

La empinada cuesta inicial del Cortijo Los Marines ya nos cuesta trabajito tan temprano.

En una de las primeras casas estaban estas jaulas de pájaros perdices.

Y seguimos subiendo.

El Cerro Tío Cañas nos ofrece unas vistas muy amplias desde Torremolinos hasta la Maroma y parte de la costa este de Málaga.

No se exactamente si los Tío Cañas son estos dos, pero seguramente que no eran muy distintos a estos.

Tampoco ha sido una gran escalada vamos.

Este es el Cerro La Capitana que hicimos hace poco.

En la otra ladera del cerro ya está construyendo a pie de cielo Oasis de Añoreta.

Los terrenos de toda la Costa están en venta, no sé dónde vamos a llegar.

Porque al otro lado del monte son caravanas, camionetas viejas y casetas de madera los que se aprovechan para darle vida a estos parajes.

¿Y ahora qué?

Pues cogimos el más largo.

En el Cortijo Pizarro cogemos un caminito que nos llevó a Benagalbón por el cauce de un pequeñísimo arroyo.

Abajo sentado debía estar Salva con su bordón… pero las hormigas casi se le comen el plátano… La fruta, vamos. No seáis mal pensados.

Con lo que todos nos fuimos arriba. ¿Lo que hay abajo es un boquerón hambriento?

Venga vámonos

Este pequeño abrevadero parece que lleva tiempo sin utilizarse.

Aquí desemboca el caminito.

Melchor, por allí no se cabe.

Anda, vente.

Y lo ordenaítos que tienen aquí los huertos.

Las higueras no tanto.

Entramos a Benagalbón por la Venta la Chalaúra

La palabra Chalaura tiene su procedencia en el caló en la que el vocablo ‘chalar’ significa literalmente “ir” (en referencia a la acción de desplazarse de un lugar a otro). Y fue a raíz de ese significado que comenzó a utilizarse para referirse a lo que hacían aquellas personas que estaban perdidamente (locamente) enamoradas de alguien, ya que a estas se les solía “ir la cabeza” por culpa del amor pasional que sentían (“estar ido”).

En la Avenida de la Candelaria ya nos encontramos el primer cartel de Benagalbón.

Benagalbón fue fundada por miembros de la tribu bereber Galb-un y se dedicaba a la producción de vino y pasa.

Vaya iglesia bonita que tienen los benalbinos, que según Manolo son, eso, albinos.

El templo cuenta con tres frescos con motivos de la Virgen: Anunciación, Purificación y Asunción; realizados por iniciativa del pueblo, y son obra del pintor de la Axarquía Francisco Hernández

Los frescos son los que están pintados, no los de las cañas.

También destaca un Cristo en madera de grandes proporciones suspendido en altura y dispuesto oblicuamente hacia los bancos, de impresionante presencia.

El Agüilla intentó contactar con el párroco, pero fue imposible en la Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria.

En la procesión de la Virgen hay costumbre de que las mujeres del pueblo tiren peladillas y cacahuetes a su paso.

Este reloj de pared da la hora exacta dos veces al día solamente.

De la antigua Benagalbón se independizó la actual Rincón de la Victoria. Sin embargo, hoy en día es Benagalbón la que depende del Rincón, junto con la Cala y la Torre de Benagalbón.

Una foto en la Plaza Flores con sus árboles abrigaditos.

Y su banco para diversos.

Con estos rondeles de esparto se extrae el jugo de las aceitunas, el preciado aceite.

En Casarabonela, queman estos rondeles en la Fiesta de los Rondeles, de tres siglos de tradición. Los orígenes de esta fiesta vienen de los Rondeles (voz popular de rondel) que son los antiguos capachos de esparto que se usaban en las prensas de los molinos de aceite para molturar la aceituna. Una vez concluida la recogida de la cosecha, estos molineros sacaban en procesión a la Virgen de los Rondeles, teniendo una forma peculiar de acompañar a la Imagen, ya que una vez terminada la recogida quemaban los Rondeles y con esto hacía antorchas para alumbrar a la Virgen en su procesión.

Hay muchas calles con inscripciones y leyendas que los propios lugareños se encargan de enseñarnos.

Manooooloo, ¿qué haces ahí?

Se puede decir de alguna forma que la Axarquía inspiró al autor del Quijote.

Cervantes comenzó a escribir el Quijote en una cárcel de Sevilla, donde ingresó en 1597. El motivo de ese cautiverio hay que buscarlo precisamente en la ciudad de Vélez, ya que Cervantes fue condenado por no haber podido justificar la desaparición de 141.000 maravedíes. Éstos eran parte de la deuda tributaria que el escritor tenía que haber cobrado en esta localidad malagueña.

Melchor intentó poner el trípode en la fuente, pero se ve que no estaba muy bien asentada.

Y nos fuimos por la Calle del Río.

Y de todo este párrafo Manolo lo que no entendió es que era la lacha.

¿Qué pescado es una lacha?

Alacha (‘Sardinella aurita’). También es conocida como lacha o lecha. Puede llegar a medir hasta 35 centímetros, aunque raramente supera los 25 de longitud. Es una especie costera y pelágica, que no sobrepasa los 350 metros de profundidad.

Bueno, pues nos vamos, adiós Benagalbón.

Que resulta que al final es el Río Benagalbón.

El río pasa justo al lado del campo de golf de Añoreta y se ve también que de una cuadra.

Y el 10 de marzo hicieron una competición de BTT, pero se les olvidaron quitar las señalizaciones de plástico a lo largo de todo el arroyo.

Hasta aquí han llegado las cotorras que por lo visto son Cotorras Argentina (Myiopsitta monachus).

Los cruces de caminos son especialmente conflictivos, menos mal que está Diego, que, por cierto, hace tiempo que no se da un Diegazo.

Cada vez que pasamos por debajo de una autovía celebramos que no se nos haya caído encima.

Feeeeeeliiiiiiii, hemos encontrado un tranvía que a lo mejor le puede servir a la EMT.

Pues resulta que no es un tranvía.

Todo comenzó en la década de los 80, cuando la antigua estación de los Suburbanos del Rincón de la Victoria es adecentada como Biblioteca Municipal. Entre el equipamiento que se quiso poner a disposición del público se pensó en material de este ferrocarril, pero al no encontrar nada se optó por un coche de Ferrobús, cedido por RENFE, el cual se convirtió en Biblioteca Infantil.

Hoy en día está un pelín abandonado.

En la Rotonda San Vicente de Paul nos hicimos una foto con el peregrino.

Según Diego, si él fuera el olivo, ya se habría ido de la vergüenza que estaría pasando por el pelado que le han dado.

Y desembocamos cerca de la Torre de Benagalbón y Villa Antiopa.

Por el Camino Viejo de Vélez, nos encontramos la Estación de Avisos Agrícolas. Sanidad Vegetal. Delegación Territorial de Agricultura, Pesca, Agua y DR en Málaga.

En cuanto vimos el Arroyo Granadillas ascendimos por su cauce seco para llegar nuevamente al Restaurante Casa Pepe. Por cierto, este Arroyo forma parte de la Gran Senda de la Axarquía en el tramo Rincón de la Victoria – Moclinejo.

Pedroooooo, ¿no te ha llamado el niño? Porque por el camino te ha sonado el móvil… pero no era él.

Cervecita, almendras, salchichón del que le gusta a Manolo, plato de los montes recién hecho, plato de los montes con manteca blanca, chorizo y queso. Y otra cervecita. Así no hay quien adelgace.

¿Ha quedado algo?

El resumen de la ruta

Ya empezamos con las torrijas. Así no hay quien adelgace.

Y la semana que viene veremos pinturas rupestres en Casabermeja, pero creo que estas no son.

Y nos están esperando en Casarabonela.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)