38 Casabermeja

Como es habitual en estas rutas por el interior de la provincia aprovechamos el aparcamiento de alrededores de la Venta Los del Tunel para reubicarnos en los coches.

A las 8:30 llegamos al Cementerio de Casabermeja desde donde empezamos esta ruta.

Se trata de uno de los más peculiares de Andalucía y es Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucia y Monumento Nacional en 1980.

Muchos visitantes piensan que en Casabermeja se entierran a los difuntos en pie.

Casabermeja fue fundado por los Reyes Católicos.

Esta vez empezamos la ruta bajando.

Ya el hecho de bajar causó cierto temor en el grupo. Si ahora hay que bajar, después a la vuelta hay que subir.

Cruzamos por debajo de la autovía donde, curiosamente, las higueras crecen entre los bloques de hormigón.

El río Guadalmedina tiene en estas fechas un muy bajo caudal, pues bien, en esta zona tiene un aspecto horrible y nauseabundo.

El sendero Fluvial Casabermeja – El Alcaide es el que vamos a hacer primero.

En esta zona del río estaba el antiguo campo de futbol del Casabermeja, pero, a raíz de las continuas inundaciones que sufría decidieron trasladarlo a terrenos más seguros.

Enseguida cogemos la Vereda de Colmenar a Almogía, que discurre paralela al Río Guadalmedina, acompañada siempre de tierras de labor.

Los 20 niños que nacieron en Casabermeja en 2022. Un bonito detalle.

Pasamos por un dique que tuvo tiempos mejores.

Y, como no podía ser de otra manera, D.P.H es Dominio Público Hidráulico (DPH) CARTOGRÁFICO.

Cómo han evolucionado estos seres.

En algunos sitios tuvimos que atravesar el río por piedras bastante bien ubicadas. No se produjo el esperado Diegazo, aunque todos estuvimos bien atentos por si acaso.

Con la vista lejana de la Sierra de Camarolos, continuamos hasta que encontramos el arroyo Lobozo, en su desembocadura al Guadalmedina.

Continuamos río arriba, a nuestra izquierda nos encontramos el Cortijo El Moral con una gran nave y tractores abandonados, cruzamos el río y continuamos por el lado derecho hasta la urbanización “El Alcaide”.

El puente que une esta urbanización con la carretera de Colmenar se reconstruyó en 2023 después de muchos años con un pequeño vado sobre el Guadalmedina que hacía que cada vez crecía el río fuera muy complicado acceder a este complejo de casas.

Tras terminar esta Urbanización se encuentra el Cortijo El Alcaide.

El Cementerio Judío nos lo dejamos a nuestra izquierda al otro lado de la carretera principal.

Se trata del cementerio judío más importante de Andalucía. Como curiosidad, los fallecidos son vestidos con siete prendas blancas haciendo referencia a las siete prendas que tenia el Sumo Sacerdote del Sagrado Templo de Jerusalén.

Desde el Cortijo Cabrera un amable perrito nos indicó que empezáramos a subir para poder llegar a la zona de las Peñas de Cabreras.

Mi hija dice que cómo se atrevió Melchor a hacer eso con el perro.

Las Peñas de Cabrera están en un paraje casi totalmente virgen, sin tener ningún área recreativa, ni itinerario establecido.

Podemos disfrutar de un pequeño bosque mediterráneo donde se encuentran casi todas las especies vegetales autóctonas, hoy casi desaparecidas en nuestros campos. Predomina como matorral bajo las jaras, esparragueras, lavanda; y como especies arbóreas la encina y el acebuche.

Pronto empiezan a aparecer las Peñas de Cabrera, que son el yacimiento arqueológico de pinturas al aire libre más importante de Andalucía.

Un enclave arqueológico con representaciones pictóricas o rupestres de hace más de 5.000 años que cuenta con 77 abrigos ocasionados por la erosión de un cerro de arenisca, de los cuales 29 tienen manifestaciones rupestres; además de un Dolmen, “El Tajillo del Moro” contemporáneo éste a las pinturas, de época del calcolítico y en estado muy precario.

En Peñas de Cabrera, se pueden encontrar figuras individuales de una amplia variedad: antropomorfos acéfalas, jinetes y figuraciones arborescentes.

Esta formación parece enteramente una tortuga.

En ella podemos apreciar el Ciempiés y una formación bastante más reciente, el avispero.

Su importancia como ámbito sagrado, de carácter simbólico, se acrecienta si tenemos en cuenta, que en este lugar se producen afloramientos de malaquita, apreciada por las primeras poblaciones metalúrgicas.

Los que son maestros, son maestros.

La zona de Peñas de Cabrera, en concreto sus pinturas rupestres, se dieron a conocer científicamente en la década de los 1970 por parte de la Universidad de Málaga.

Es una ruta que nos permite ser pequeños investigadores.

¿En serio que no había otro sitio por donde subir?

De hecho, no sabemos exactamente a qué se deben estas extrañas señales en la tierra que no achacamos a jabalíes.

Luego se necesita un descanso.

Si alguno lo quiere

Una vez que decidimos bajar nos dimos cuenta de que la ruta seguía ascendiendo por lo que retomamos el ascenso siguiendo el carril paralelo al Arroyo de los Pilones del que nos separamos para llegar hasta el Lagar Los Pilones.

En esta zona, orientada al norte, había que tener bastante cuidado con donde se ponía el pie.

En la cima obtendremos unas magníficas panorámicas de la Sierra de Camarolos y la Sierra del Jobo.

A la vuelta tampoco hubo Diegazos, a pesar de que seguíamos bastante atentos.

Cónclave

La vuelta de esta ruta la realizamos entrando al pueblo de Casabermeja por la carretera de Colmenar y su placita con la cabra.

Aquí también hay pinturas de subculturas más actuales.

En el Bar Recordando Sabores nos tomamos un aceptable plato de Papas aliñas y un plato de lomo.

Y con las cervecitas.

La Sierra de Camarolos es la que está al fondo, las papas se las ha “hincao” Diego.

Al estar muy cercano al Instituto Casabermeja también recordamos que en Málaga se dice “Hacer la piarda” “Hacer la rabona” “hacer novillos” y muchas otras pillerías más.

En cada región le ponemos un nombre distinto.

  • Madrid: Hacer pellas
  • Galicia: Latar
  • Cataluña: Hacer campana
  • Valencia: Hacer fuchina
  • Andalucía: Hacerse la piarda. Principalmente, esta expresión se utiliza en Málaga.
  • Asturias: Pirar clase
  • Euskadi: Hacer pira
  • Aragón: Hacer pirola
  • Cantabria: Correrse la clase
  • Extremadura: Hacer monta
  • Canarias: Hacerse la huyona
  • Murcia: Fumarse una clase
  • Navarra: Hacer borota

Manolo ya nos ha hecho entrega de la Credencial del Peregrino para que nos vayamos haciendo a la idea.

La parte del sendero fluvial y de la Peña Cabrera

Feelliiiii, “¿la patá a qué ha venío?”

Por último, no sabemos exactamente qué es lo que quería fotografiar Melchor, si para arriba o para abajo.

En cualquier caso, Hola Melchor.

Pero si sabemos exactamente qué es lo que quería Manolo.

Y nos vamos de Semana Santa

Vuelta a https://www.iremarhome.com/amelgar-actividades-rutas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)