¿Qué es un Seguro de Ahorro e Inversión y quién me asesora?

Gama de productos

Los Servicios y Productos Financieros para el Ahorro y la Inversión son:

  • Seguros de Ahorro
  • Seguros de Rentas
  • Asesoramiento financiero
  • Catálogo de Fondos de Inversión
  • Planes de Pensiones
  • Planes de Previsión Social

Seguros de Ahorro

  • Elige un Seguro de Ahorro
  • Decide cómo será tu aportación
  • Establece la duración
  • Controla que tu dinero siempre está a tu disposición

¿En qué consiste un Seguro de Ahorro?

Se trata de un instrumento mediante el cual una aseguradora se compromete a abonar al asegurado una cantidad de dinero en una fecha establecida si el beneficiario sigue vivo. Además de un instrumento de ahorro, es un seguro con cobertura en caso de fallecimiento.

Finalidad de un Seguro de Ahorro

  • Guardar parte del dinero que ganamos para imprevistos
  • Invertir en algún proyecto personal
  • Ahorrar para cuando nos hacemos mayores es importante.  

Estrategias de inversión

Planifica tu estrategia de inversión en función de tu perfil de inversión

Perfiles de inversión

  • Prudente
  • Moderado
  • Arriesgado
  • Muy arriesgado
Productos Financieros para el Ahorro y la Inversión

Asesoramiento online personalizado pensado para cada perfil de inversor

mejores seguros personalizados

Te asesoramos

Llámanos, rellena el formulario o envíanos un Whatsapp

1 Introducción a los Seguros de Ahorro Inversión y Soluciones de Inversión

¿Qué hacemos con los ahorros? Los tipos de interés que me dan los bancos en sus depósitos a plazo fijo son bajísimos. Mi dinero vale cada vez menos porque la inflación está aumentando y cada vez me cuestan más caros los productos que compro cotidianamente.

Tenemos que buscar una solución que nos permita mantener y rentabilizar ese dinero que tanto nos ha costado ahorrar.

Pero claro, no todos los productos financieros se ajustan a tu perfil inversor y, sobre todo, a tus necesidades a medio y largo plazo.

En IremarHome te presentaremos una serie de productos financieros especializados en rentabilizar tu dinero de una forma segura, de la mano de una de las compañías de seguros más solventes del mercado.

Sin embargo, todo tiene un inicio y, si no tienes ahorros suficientes en la actualidad, pero tu intención es empezar a ahorrar poco a poco, también te podemos aconsejar en esta sección.

Por último, también tiene todo un final. Si ya hemos llegado al final de nuestra vida laboral (o ya hemos ahorrado suficiente para el fin que teníamos establecido en nuestros ahorros), ahora toca recoger nuestro dinero y decidir cómo queremos disfrutarlo, normalmente en forma de capital (lo recogemos todo) o bien en forma de renta (establecemos una renta mensual que recibiremos de acuerdo con el capital acumulado)

Empecemos.

2 Quiero empezar a ahorrar poco a poco

La mejor manera de empezar a ahorrar es obligarse a ello de la mano de una entidad financiera, ya sea un banco o una compañía de seguros.

Contratando un seguro de ahorro empezarás a generar el hábito de ahorrar haciendo que, periódicamente (mensual, trimestral o anualmente), detraigas de tu cuenta corriente un importe poniéndolo en una “hucha financiera”. Esta hucha financiera cumplirá la doble función de guardar tus ahorros y, al mismo tiempo, rentabilizarlos ya que la entidad financiera, a través de sus mecanismos de inversión, posibilitará que pueda generarte algún rendimiento con esos ahorros.

Normalmente ahorraremos con el pensamiento puesto en un objetivo, que puede ser la jubilación futura, o bien cualquier otro destino que tengas pensado para esos ahorros (estudios de los hijos, vivienda, coche, complemento para nuestros ingresos futuros…)

Las formas más comunes de automatizar tus órdenes de inversión periódica son con destino a fondos de inversión, planes de pensiones o un PIAS. Lo veremos detenidamente.

Recordatorio:

  • Invertir en fondos de inversión, planes de pensiones, PIAS o acciones, puede conllevar la pérdida de capital ya que son productos financieros que conllevan riesgos.
  • Por dicha razón tienes que escoger una entidad financiera o una compañía de seguros para que te aconsejen o bien te muestren claramente los indicadores de riesgo y alertas de liquidez de cada producto financiero.
  • Los PIAS son seguros de ahorro que, dependiendo de en qué estén invertidos también tienen riesgos de inversión.

En IremarHome solo exponemos cuales son estos productos financieros y sus características. La posterior venta y/o comercialización de ellos las hará un agente de Mapfre especializado en ellos y siempre, de productos de Mapfre.

¿Por qué ahorrar con MAPFRE?

Indudablemente se trata de una compañía puntera en su sector caracterizada por:

  • Solvencia financiera: Es una empresa con gran fortaleza financiera y regulada por la Dirección General de Seguros, con una Red comercial especializada que ponen a tu disposición una red de expertos financieros con larga experiencia en el negocio.
  • Experiencia: los clientes que ahorran con Mapfre lo hacen en más de una ocasión y así lo demuestran con el resto de los seguros y productos financieros de los que dispone la compañía.
  • Mayor oferta de productos y servicios financieros: Puesta a su disposición de una oferta de seguros y productos financieros superior a la de cualquier otra compañía del mercado.

En cualquier caso, y volviendo al tema que nos ocupa, ahorrar poco a poco requiere crearse una obligación.

  • No lo dejes para mañana, empieza a poner a trabajar tu dinero desde hoy. Si tu dinero puede empezar a trabajar ya y generar, ¿por qué dejarlo para mañana? Pero, eso sí, inviértelo en un producto que tenga rendimiento, pero adaptado a tu perfil de riesgo.
  • Hazlo sin apenas darte cuenta: Piensa en un importe que puedas asumir todos los meses sin problemas. No es necesario “estar con el agua al cuello”. Una cantidad pequeña, aunque periódica, siempre puede ser complementada por una aportación mayor y puntual a fin de año.
  • Poco a poco: Cualquier aportación que hagas, seguramente al final de año será una cantidad significativa.
  • Sin agobios: Si ves que hay algunos meses en los que tus gastos aumentan enormemente puedes cambiar en cualquier momento el importe de tu aportación, e incluso, paralizarlos y, en algunos productos, rescatar el importe acumulado sin coste.
  • Mes a mes: La cuota mensual periódica es la mejor opción para empezar a ahorrar. Pocas personas son tan calculadoras para esperar a fin de año para hacer su aportación (caso típico del plan de pensiones). Pero lo que si puedes hacer es pequeñas aportaciones cuando y como quieras, dependiendo de tu disponibilidad financiera.
  • ¿Un ingreso extraordinario? ¡Una aportación extraordinaria!
  • Invierte en ahorro para asegurar tu futuro.  
  • Elige el modo de ahorrar que mejor se adapte a ti.

¿Cómo empezar?

  • El primer paso es ponerte en contacto con nosotros. Agendaremos una entrevista con un agente de Mapfre donde te ofertarán, previo estudio de tu perfil financiero, el producto o los productos en los que puedes invertir de manera periódica.
  • Contratación del producto financiero elegido: Fondo, Plan de pensiones o PIAS.
  • Determinación del importe y la frecuencia de tus aportaciones.
  • Seguimiento de tus inversiones a través de App o de extractos mensuales.

3 Quiero ahorrar a un plazo largo con el objetivo de mi jubilación                                                        

Si lo que quiero es ahorrar y conozco perfectamente el destino al que quiero dedicarlo y no es otro que la jubilación, el producto financiero por excelencia es el Plan de Pensiones.

Dentro de toda la planificación financiera que tiene lugar a lo largo de nuestra vida, cómo ahorrar para la jubilación debería ser uno de los puntos más importantes de la misma. El problema es que, cuando nos planteamos ahorrar para la jubilación es, habitualmente, un poco tarde y entonces llegan los agobios.

En IremarHome te presentaremos un abanico de productos que te permitirá ahorrar e invertir de cara a la jubilación.

Veamos en qué consisten.

3.1 Plan de Pensiones

Consejos para empezar a ahorrar con un plan de pensiones

  • Cuanto antes, mejor. El tiempo es, probablemente, el factor más importante.
  • Déjate aconsejar sobre cómo ahorrar para la jubilación. El producto más especializado en ello es el plan de pensiones, pero hay otros.
  • No lo dejes, sé constante. Oblígate con cuotas mensuales. Siempre puedes invertir cantidades mayores, en planes de pensiones (delimitado por su límite fiscal), o en otros productos financieros alternativos.
  • Algo fundamental para ahorrar: mantente motivado fijando objetivos asumibles para estos ahorros que estamos generando.

¿Es mejor un plan de pensiones o un plan de ahorro?

En principio, vamos a ver las características y diferencias entre ahorrar para la jubilación con un plan de pensiones o hacerlo a través un plan de ahorro, dos de los sistemas más habituales.

a) Ahorrar para la jubilación con un plan de pensiones

Los planes de pensiones son el producto específicamente creado para generar un ahorro con destino a cuando me jubile. Por ello tienen muchos atractivos. En un plan de pensiones el titular tiene posibilidad de realizar aportaciones periódicas o bien hacer aportaciones puntualmente.

¿Cuáles son las ventajas de un plan de pensiones?
  • Disciplina: permite hacer aportaciones periódicas que podemos automatizar, y a las que también podemos sumar aportaciones puntuales.
  • Grandes ventajas fiscales: Con las aportaciones que realices te desgravarás del IRPF, con un máximo de 2.000 euros anuales.
  • Buena rentabilidad: la mayoría de los Planes de Pensiones tienen una rentabilidad bastante interesante ya que son productos financieros enfocados al largo plazo que permiten una diversificación de su cartera.
b) Ahorrar para la jubilación con un plan de ahorro

Los planes de ahorro son otras de las opciones más recurrentes con la finalidad de ahorrar para la jubilación. Los productos estrella en este caso son los PIAS, o Planes Individuales de Ahorro Sistemático.  

¿Cuáles son las ventajas de un plan de ahorro?
  • Tienen gastos de mantenimiento más bajos que los planes de pensiones.
  • Tienen mucha mayor liquidez que los planes de pensiones.
  • Podemos recuperar nuestro dinero en cualquier momento. Al contrario que los planes de pensiones , en los que se tiene que dar alguna de las circunstancias establecidas (jubilación, invalidez total, o permanente, fallecimiento o desempleo de larga duración).

4 Quiero ahorrar a un plazo largo, pero con otro objetivo distinto de la jubilación.                                                      

Si lo que quiero es ahorrar con otros destinos a largo plazo distintos a mi jubilación, el producto financiero por excelencia sigue siendo el PIAS.

Veamos en qué consiste

4.1 PIAS

Un PIAS es un seguro de vida-ahorro que está pensado para hacer aportaciones periódicas (generalmente mensuales) que irán acumulando capital y ofreciendo un rendimiento anual dependiendo de la cartera de productos financieros en los que invierta el PIAS. La mayoría de las compañías lo anuncia como una alternativa a planes de pensiones por la posibilidad de recuperar el dinero en cualquier momento y porque ofrece la seguridad de que el principal de la inversión está garantizado.

El inconveniente es que tu aportación no podrá superar los 8.000 euros al año, ni el total acumulado en el PIAS debe superar los 240.000 euros.

Podrás retirar tu dinero en cualquier momento, pero sólo pasados 5 años tendrás ventajas fiscales si lo recuperas como renta vitalicia en lugar de como capital.

Funcionamiento de los PIAS: Elige tu PIAS según se ajuste a tus necesidades.

  • Decide cual será tu aportación: Puedes elegir entre aportaciones únicas o periódicas, y con la periodicidad que desees.
  • Establece la duración: Planifica tu ahorro en el tiempo según tus preferencias.
  • Tu dinero a tu disposición: Y si lo necesitas puedes disponer de tu dinero a partir del primer año (según condiciones del contrato).

¿Cuáles son las Ventajas de los PIAS?

La principal ventaja de los PIAS es su característica de producto garantizado. Esto significa que no estás arriesgando tu dinero, aunque eso sea a costa de la rentabilidad. Otra ventaja muy interesante de los PIAS es que son uno de los productos más flexibles y líquidos, permitiéndote recuperar el dinero en cualquier momento.

Además, su punto fuerte es la fiscalidad. Los PIAS cuentan con la gran ventaja fiscal de que solamente tributa cuando se reembolsa e incluso permite dejar de pagar hasta el 92% de los impuestos en la declaración de IRPF.  Eso sí, para ello tienen que haber pasado 5 años desde el inicio de la inversión y rescatar los fondos en forma de renta.

En este caso, dependiendo de tu edad sólo pagarás por una parte del dinero que recuperes. La siguiente tabla, actualizada a mayo 2022 te da las claves de ese porcentaje según el momento del rescate:

  • < 40 años: Tributa solo por el 40% del rendimiento
  • 40 y 49 años: 35%
  • 50 y 59 años: 28%
  • 60 y 65 años: 24%
  • 66 y 69 años: 20%
  • > 70 años: 8% Por tanto, en este caso permite dejar de pagar hasta el 92% de los ingresos generados en el IRPF

En caso de cobrar el dinero como capital, esa ventaja fiscal desaparece y se aplicará la misma fiscalidad que a un depósito.

Desventajas de los PIAS

El hecho de que sean productos garantizados limita bastante el rendimiento limitado. Además, los PIAS tienen, en muchas ocasiones, gastos de entrada, gastos de recuperación, gastos de gestión y otro tipo de gastos que te restarán parte de tu rentabilidad obtenida.

Al final, los PIAS son un producto de ahorro a largo plazo, con el claro inconveniente de que no ofrecen un alto rendimiento, clave para inversiones con horizontes temporales amplios.

Cómo rescatar un PIAS

El dinero invertido en un PIAS se puede rescatar en cualquier momento.

Para obtener estas ventajas fiscales, el valor acumulado debe recibirse en forma de renta vitalicia y la póliza debe tener una antigüedad mínima de 5 años; si se realiza un rescate total, tendrá que tributar como rendimientos de capital mobiliario.

¿Me conviene un PIAS? ¿Es un producto para mí?

Los PIAS son, sencillamente un plan de ahorro y vida, ideales para generar un ahorro, obtener una pequeña rentabilidad por ellos y aprovecharte de sus beneficios fiscales si cumples con los plazos que se establecen.  

Te convendrá un PIAS si quieres ahorrar a largo plazo, no buscas un producto de un alto rendimiento (y por tanto de mucho riesgo) y si tienes presente su ventaja fiscal si se cumplen los requisitos de antigüedad, forma de rescate y edad del asegurado.

5 Tengo ahorros: Quiero invertir (rentabilizar) los ahorros que ya tengo                                                           

¿Qué hacemos con los ahorros? Los tipos de interés que me dan los bancos en sus depósitos a plazo fijo son bajísimos. Mi dinero vale cada vez menos porque la inflación está aumentando y cada vez me cuestan más caros los productos que compro cotidianamente.

Tenemos que buscar una solución que nos permita mantener y rentabilizar ese dinero que tanto nos ha costado ahorrar.

Pero claro, no todos los productos financieros se ajustan a tu perfil inversor y, sobre todo, a tus necesidades a medio y largo plazo.

En IremarHome te presentaremos una serie de productos financieros especializados en rentabilizar tu dinero de una forma segura, de la mano de una de las compañías de seguros más solventes del mercado.

5.1 PIAS para hacer una aportación única                                                          

Como ya hemos indicado con anterioridad, un PIAS es un seguro de vida-ahorro que está pensado para hacer aportaciones periódicas pero que también admite aportaciones únicas o puntuales. El ahorro depositado generará un rendimiento anual dependiendo de las características del contrato PIAS.

Existe un importe máximo a aportar anualmente ya que no se podrá superar los 8.000 euros y, adicionalmente, el total saldo en la vida PIAS no debe superar los 240.000 euros por lo que ambos límites hacen que este producto no sea lo suficientemente atractivo para grandes capitales.

5.2 Fondos de Inversión              

¿Qué es un Fondo de Inversión?

Un fondo de inversión es un instrumento financiero apto para cualquier tipo de persona, ya sea un inversor con experiencia o un ahorrador que vaya a empezar a invertir.

Un fondo de inversión es una alternativa de inversión común o colectiva que reúne los recursos de un colectivo de personas, los cuales son administrados por un gestor que puede ser un banco o institución financiera vigilada por un ente regulador.

Cada fondo se caracteriza por su política de inversión, o sea, su expectativa de rentabilidad y su potencial de riesgo. Así, los partícipes pueden elegir donde invertir su dinero en función de su perfil de riesgo, usualmente prudente, moderado o agresivo.

En cualquier caso, para invertir en esta clase de productos se necesitan unos conocimientos y una experiencia adecuados.

La amplia gama existente de fondos de inversión hace que, sean cuales sean tus objetivos de ahorro, exista un fondo adaptado a tus necesidades.

Características de los fondos que los hacen un producto especial:

  • Los fondos de inversión permiten a los partícipes a acceder a oportunidades de inversión que, de otra manera, tendrían un acceso más complejo, como pueden ser acciones o bonos.
  • Están gestionado por sociedades gestoras, especialistas en este tipo de actividades.
  • El objetivo fundamental de un fondo de inversión es cumplir con las expectativas de rentabilidad para sus partícipes, ajustándose siempre a la política de inversión previamente definida en el fondo y al perfil inversor con el que se identifica: conservador (prudente), dinámico (moderado) o agresivo (arriesgado).
  • Los fondos permiten al inversor obtener una rentabilidad desde cuantías mínimas.
  • La diversificación de los riesgos de los fondos es decisiva.
  • Pero es que, además, los fondos pueden ser traspasados y liquidados con facilidad a fin de ajustarse a tus objetivos en cada momento.
  • Tienen un tratamiento fiscal muy ventajoso ya que sus rendimientos están exentos de fiscalidad hasta que no se reembolsan. Solo tendrás que pagar impuestos cuando retires todo o parte de lo invertido. No se pagarán impuestos si se procede a reinvertirlo en otro fondo de inversión en los plazos marcados para ello.

¿Qué ventajas fiscales tienen los Fondos de Inversión?

Los fondos de inversión se encuentran exentos de tributación hasta el momento de su reembolso.

Sólo tendrás que pagar impuestos cuando retires lo invertido y, además, no lo vayas a reinvertir en otro fondo de inversión.

Si retiramos lo invertido y no vamos a realizar un traspaso, entonces si deberemos pagar por las plusvalías que hayamos obtenido. En caso de no reinversión, deberemos tributar por la plusvalía obtenida por el concepto de ganancia patrimonial.

Otra ventaja fiscal destacable es la figura del traspaso entre fondos. El traspaso entre distintos fondos está exento de tributación, por lo que podrás mover tu dinero de un fondo a otro sin tener que pagar impuestos, independientemente de que hayas obtenido beneficios o pérdidas.

Tipos de Fondos de Inversión

Los fondos se pueden clasifican en diferentes categorías:

– Por el perfil del cliente objetivo.

               – Prudentes

               – Moderados

               – Arriesgados

– Por la zona geográfica donde invierten:

  • Zona España
  • Zona Euro
  • Internacionales

– Por el tipo de mercado en el que invierten:

  • Renta fija, invirtiendo en bonos y obligaciones principalmente
  • Si su principal cartera se nutre del mercado de Renta variable
  • Renta mixta

– Por las monedas en las que invierten:

  • Euro
  • Dólar
  • Multidivisa

– Por los criterios de Responsabilidad y Sostenibilidad de su cartera, dependiendo si son Invertidos exclusivamente en empresas calificadas como Responsables o no.

– Por el comportamiento histórico de su cartera, dependiendo si son invertidos en empresas que temporalmente están infravaloradas por el mercado o no.

Pueden ser también:

  • Perfilados: Son productos clasificados en función del perfil de su cliente objetivo, la rentabilidad que espera y el riesgo que desea asumir.
  • Sostenibles: Basados en fondos que, además de rentabilidad, busquen un compromiso con el medio ambiente y la sociedad.
  • Temáticos: Selección de fondos basada en criterios sociales que identifiquen nuevas oportunidades de inversión: sectores que son tendencia como la salud, la tecnología o el consumo.
  • Fondos de Protección: Especialmente pensados para que, aquellas personas con un perfil inversor más conservador también puedan acceder a los mercados financieros internacionales y a las oportunidades que estos brindan.

Atendiendo a dicha clasificación, los fondos comercializados por Mapfre se pueden clasificar según el siguiente cuadro:

¿Me conviene un Fondo de Inversión?

Cualquier persona que quiera empezar a invertir puede depositar sus ahorros en un Fondo de Inversión. La amplia gama de fondos hace que, sea cual sea tu perfil de inversor, exista un fondo adaptado a tus necesidades.

De esta forma, existen fondos más conservadores, que invierten sobre todo en activos de renta fija, y otros fondos más tolerantes, que invierten mayoritariamente en renta variable. Depositando nuestros ahorros en estos últimos asumimos un mayor riesgo, pero a cambio, también tenemos más posibilidades de conseguir una rentabilidad superior.

A la hora de elegir un fondo de inversión, debes tener claro cuáles son tus objetivos, tu perfil como inversor y tu horizonte temporal. Teniendo en cuenta estos factores, podrás elegir el fondo más adecuado para cumplir tus objetivos.

¿Qué órdenes podemos dar en un fondo?

En un Fondo de Inversión podemos dar tres tipos de órdenes:

  • Suscripción. Es la orden que sirve para comprar participaciones de un fondo de inversión. El valor de la participación se calcula dividiendo el patrimonio total entre el número total de participaciones existentes. Varía continuamente de cuerdo al valor del patrimonio neto del fondo.
  • Orden de reembolso. Es la orden que sirve para vender las participaciones de un fondo y recuperar así todo o parte de lo invertido en el mismo.
  • Orden de traspaso. Con esta orden se da una orden de reembolso en un fondo e, inmediatamente, se da orden de compra en otro fondo.

Recordatorio:

  • Invertir en fondos de inversión, planes de pensiones, PIAS o acciones, puede conllevar la pérdida de capital ya que son productos financieros que conllevan riesgos.
  • Por dicha razón tienes que escoger una entidad financiera o una compañía de seguros para que te aconsejen o bien te muestren claramente los indicadores de riesgo y alertas de liquidez de cada producto financiero.
  • Los PIAS son seguros de ahorro que, dependiendo de en qué estén invertidos también tienen riesgos de inversión.

En IremarHome solo exponemos cuales son estos productos financieros y sus características. La posterior venta y/o comercialización de ellos las hará un agente de Mapfre especializado en ellos y siempre, de productos de Mapfre.

5.3 Cartera de Fondos de Inversión

Existe también la posibilidad de gestionar Carteras de fondos de inversión con dos tipos de perfiles:

  • Asesoramiento no independiente: MAPFRE Inversión SV pone a tu disposición el servicio de asesoramiento no independiente con carteras perfiladas de fondos de inversión, en función de tu nivel de riesgo.
  • Gestión discrecional de carteras: Si prefieres delegar tus decisiones de inversión, MAPFRE Inversión SV te ofrece su servicio de gestión de carteras perfiladas con fondos de inversión, en función de tu nivel de riesgo.

5.4 Unit Linked

Los Unit Linked están considerados como un híbrido entre seguros de ahorro y de inversión, donde el ahorrador designa en que activos quiere invertir. Ofrecen una mayor capacidad de gestión al titular de la póliza que otros productos como pueden ser los fondos de inversión o las carteras de valores.

Se trata de un Seguro de Ahorro Unit Linked de duración vitalicia, en el que las opciones de inversión son Carteras de Fondos de Inversión de Mapfre, cada una de ellas considerada óptima según el Perfil de Riesgo del Cliente y el Horizonte Temporal de la Inversión.

5.5 Traspaso de Planes de Pensiones

Uno de los pocos productos financieros en los que se permite su traspaso son los planes de pensiones. Los fondos de inversión también lo permiten, pero con otras características.

La pregunta clave es: “Qué debemos saber para traspasar mi plan de pensiones de una forma conveniente?

En la mayoría de las ocasiones, ahorrar durante los años de actividad laboral para garantizar nuestra jubilación plena es una de las decisiones más acertadas que se pueden tomar.

Sin embargo, la materialización de nuestro ahorro en un plan de pensiones no tiene por qué estar en una entidad financiera indefinidamente. Muchas son las circunstancias por las que nos pueden llevar a pensar en cambiar nuestro plan de pensiones:

  • ya sea dentro de la misma gestora, cambiando la forma en la que se debería invertir.
  • o cambiando de gestora, a otra entidad financiera, para aprovechar alguna oferta o para asegurar el futuro desarrollo de la rentabilidad esperada.

Es posible traspasar un plan de pensiones, ya sea dentro de la misma gestora o a otra distinta, sin tener que asumir ninguna consecuencia fiscal.

Mediante el traspaso de planes de pensiones podemos mover el todo o parte del capital desde un plan a otro.

¿Cómo traspasar un plan de pensiones?

El traspaso de un plan de pensiones se puede realizar independientemente del tipo que sea: renta variable, renta fija, mixto, planes de previsión asegurados, etc. (Ojo, los planes de empleo no).

  1. Ver las condiciones actuales de nuestro plan de pensiones.
  2. Comparar las distintas alternativas de colocación de nuestro plan de pensiones y elegir la que mejor nos convenga.
  3. Antes de traspasar un plan de pensiones es imprescindible leer la letra pequeña de las condiciones legales del contrato, tanto del actual como del potencial. Es bastante común que las entidades establezcan una permanencia que obliga al cliente a mantener sus ahorros durante el tiempo indicado a cambio de acceder a determinadas bonificaciones.
  4. Una vez elegida, solicitar la movilización del capital a la nueva gestora donde se trasladarán los derechos consolidados. Es conveniente aportar el ultimo extracto disponible del plan de pensiones donde constará el nombre completo del plan y los derechos consolidados.
  5. La antigua entidad tiene un plazo máximo de 5 días hábiles desde que recibe la comunicación para transferir todo el dinero.

Los factores que más influyen en la decisión de traspasar los planes de pensiones son la rentabilidad, la confianza, el trato personalizado, la libertad en las aportaciones, etc.

Es fundamental que las condiciones del nuevo plan de pensiones se deben de amoldar perfectamente a las circunstancias y necesidades personales del momento.

No solo en este momento, sino en cualquier parte de la vida de nuestro plan de pensiones es conveniente analizar, de acuerdo a nuestra edad y a los años que queden hasta la jubilación a fin de ir ajustando nuestro perfil de riesgo y, por tanto, donde debe estar nuestro ahorro invertido.

El traspaso de planes de pensiones permite, por tanto, ir ajustando la garantía y la rentabilidad a las distintas etapas por las que pasa un ahorrador.

6 Tengo que rescatar mi plan de pensiones y quiero convertirlo en una renta periódica                

El objetivo de contratar un Plan de Pensiones es, sin duda, ahorrar a largo plazo para disfrutar de una jubilación más holgada económicamente.

El capital acumulado solo se puede rescatar cuando el titular cumple la edad reglamentaria para abandonar la vida laboral, aunque existe una serie de supuestos que también permite rescatarlo en caso de invalidez total, desempleo de larga duración o fallecimiento. Recientemente también se ha ampliado a poder rescatar las aportaciones con una antigüedad superior a los 10 años.

Llegados a teste punto, una de las cuestiones más importantes que conviene plantearse es la relativa a cómo se cobra un Plan de Pensiones cuando ocurre alguno de estos supuestos.

Y todo ello, sin olvidar la fiscalidad que nos obligará al disponer de esos fondos.

Formas de cobrar un plan de pensiones cuando llega la jubilación

Una vez llegado el momento de recuperar el plan de pensiones, se puede elegir entre diferentes vías:

  • Capital: Rescatando todo el dinero acumulado de una sola vez en un único cobro.
  • Renta: Recibiendo una determinada cantidad cada mes, trimestre, semestre o la periodicidad que elija.
  • En forma mixta: de este modo se puede recuperar una parte en forma de capital y el resto percibirlo en pagos periódicos.

Estas son las formas más comunes, aunque según la compañía aseguradora también es posible encontrarse con una forma de rescate libre, donde el cliente cuenta con una total libertad para acceder a su capital, o bien en forma de renta vitalicia, a través de la cual el capital se estira para percibir los cobros durante el tiempo que reste de vida.

Consejos para cobrar un plan de pensiones con mayores beneficios

Cada persona es un mundo, y sus circunstancias muy diferentes. La realidad demuestra que no existe un método universal que garantice un rescate idóneo, ya que esto varía según las preferencias y necesidades personales. Sin embargo, conviene tener en cuenta algunos consejos para saber cómo se cobra un plan de pensiones:

  • A grandes rasgos, la forma de cobro por rentas constituye la opción más recomendable si lo que se busca es reducir la fiscalidad. Dado que los ingresos que se obtienen son menores (porque estarán repartidos en el tiempo) que en el caso del rescate de todo el capital, será necesario declarar un porcentaje inferior como rendimientos del trabajo.
  • En el caso de que el plan de pensiones albergue aportaciones realizadas antes del año 2007, será posible beneficiarse de una deducción del 40% pero solo en el caso de que el capital afectado se rescate en forma de capital. Se trata de una medida que favorece a los ahorradores más antiguos, por lo que es crucial considerarla antes de decantarse por una vía de cobro. Es interesante resaltar que podremos cobrar en forma de capital ese capital y, por otra parte, rescatar en forma de renta el capital que provenga de aportaciones realizadas después del año 2007.
  • Cuando se cuenta con la capacidad económica suficiente es interesante considerar el mantener el capital dentro del plan de pensiones durante algún tiempo después de la jubilación a fin de conseguir una mayor rentabilidad. Este tipo de productos no establecen ninguna obligación de rescate una vez alcanzada la edad de retiro laboral, ofreciendo incluso la posibilidad de guardar el capital para los beneficiarios o los herederos.
  • Conviene tener en cuenta que, en la medida de lo posible, es aconsejable no cobrar el plan en el mismo año de la jubilación. De esta manera se evita aumentar la base imponible de los últimos ingresos por el trabajo de cara a la declaración de la renta. Por su parte, es preferible acceder a los ahorros en el siguiente ejercicio en el que se esté jubilado durante los 12 meses del año.                     

6.1 Cobro en forma de renta temporal  

La idea es cobrar nuestro plan de pensiones en forma de renta temporal durante un tiempo determinado, planificando de esta forma el cobro según tus necesidades. La periodicidad puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

En caso de fallecimiento mientras se cobra la renta, los beneficiarios percibirán el importe restante de dicha renta.

Tienes la posibilidad incluso de pactar que las rentas recibidas sean constantes o crecientes, o incluso establecer importes irregulares de renta por periodos o tramos.

Y mientras tanto, el capital restante te seguirá produciendo rentabilidad.

Ventajas de las rentas temporales

  • Presentación: Posibilidad de distribuir la renta de modo irregular.
  • Jubilación anticipada: Complemento a las prestaciones públicas.
  • Rentas periódicas. Constantes o crecientes, en base a la renta o la prima.
  • Rentabilidad: Alta rentabilidad respecto a la de un depósito.
  • Planificación: Cobro de ingresos de una manera dosificada y estructurada.
  • Reversibilidad: Rentas reversibles al 105% a cualquier beneficiario en caso de fallecimiento.

6.2 Cobro en forma de renta Vitalicia    

Existen diferentes opciones en función de cómo quieres recibir la renta vitalicia, una renta que se recibirá mientras vivas:

– Si quiero dejar dinero a mis herederos:

  • Tipo Seguro Renta Selección: Tu capital se convertirá en una renta vitalicia garantizada y constante con una fiscalidad excelente y con posibilidad de contratar un seguro para dejar un capital a tus herederos. La fiscalidad es prácticamente nula. Y no se asumen riesgos prácticamente.
  • Tipo Seguro Renta Vida Garantía: Con el seguro de renta vida garantía tendrás una prestación mensual mientras vivas. Esta renta puede ser constante o revalorizable. Y tendrás derecho a rescatarla una vez transcurrida la primera anualidad, teniendo derecho a solicitar el valor de rescate. La cuantía coincidirá con el 99% del capital de fallecimiento, sin que en ningún caso pueda exceder del valor de realización de las inversiones asignadas a la póliza. Los beneficiarios recibirán un capital en caso de fallecimiento si hay capital sobrante.

– Quiero aprovechar totalmente el ahorro generado recibiendo una renta y disfrutando de ventajas fiscales:

  • Tipo Seguro Futuro Vitalicio: Con este seguro podrás realizar una planificación sucesoria de tus ahorros y planificar el cobro de unos ingresos de forma dosificada y estructurada durante el plazo de tiempo que elijas. Se recibe una renta Vitalicia Garantizada Constante. Tiene una cobertura de Fallecimiento decreciente a lo largo de la vida de la póliza.

7 Perfil inversor

La cantidad invertida y su forma de inversión debería estar adaptada a tu ciclo de vida.

La entidad financiera debería aplicar el siguiente esquema de clasificación del Cliente según:

  • La duración de la inversión.
  • El perfil Inversor (Prudente, Moderado, Arriesgado o incluso Muy Arriesgado).

Y se deberían automatizar la asignación inicial y los cambios futuros de la cartera de Fondos de Inversión, logrando así el nivel adecuado de exposición a Renta Variable.

Exposición máxima en renta variable según los tramos de tiempo para la jubilación y el perfil inversor

TRAMOSPrudenteModeradoArriesgado
Más de 20 añosMáx. 50% RVMáx. 70% RVMáx. 90% RV
Entre 15 y 20Máx. 40% RVMáx. 60% RVMáx. 70% RV
Entre 10 y 15Máx. 30% RVMáx. 40% RVMáx. 50% RV
Entre 5 y 10Máx. 20% RVMáx. 30% RVMáx. 40% RV
Hasta 5 añosMáx. 10% RVMáx. 20% RVMáx. 30% RV

Las entidades financieras, y entre ellas Mapfre, clasifican a sus inversores en función de su nivel de riesgos:

  1. PRUDENTE

El inversor prudente es aquel que busca rentabilizar sus ahorros en un plazo superior a 18 meses. A la hora de elegir los diferentes instrumentos que formarán su cartera predominarán los fondos de inversión con un enfoque conservador en los que el mayor porcentaje estará invertido en activos prudentes de renta fija.

El objetivo será minimizar las variaciones del precio de mercado con el fin de que la volatilidad esté siempre controlada por debajo del 5% anual.

  • MODERADO

Un inversor moderado busca rentabilizar sus ahorros en un plazo superior a los 4 años. A la hora de elegir los diferentes instrumentos que formarán su cartera será muy importante encontrar el equilibrio entre Fondos de Inversión que inviertan en Acciones (Renta Variable) y en instrumentos de Renta Fija

Dado que el plazo de inversión es mayor, las variaciones en el valor de mercado podrán ser algo mayores permitiendo llegar a una volatilidad que sea del 10% anual.

  • ARRIESGADO

El inversor arriesgado será aquel que busque rentabilizar sus ahorros en un plazo siempre por encima de 6 años. A la hora de construir su cartera la distribución de activos tendrá un mayor porcentaje en Fondos de Inversión que inviertan en instrumentos de Renta Variable siendo la exposición a Renta Fija más residual. Su universo de inversión será global, pudiendo invertir en todos los mercados (Europa, EEUU, Asia, etc.).

Las carteras en las que invierten este tipo de clientes permitirán grandes variaciones en los precios, pero nunca deberá superar una volatilidad del 15% anual.

  • MUY ARRIESGADO

El inversor muy arriesgado será aquel que busque rentabilizar sus ahorros en un largo plazo teniendo un horizonte temporal siempre por encima de 8 años. A la hora de construir su cartera la distribución de activos se centrará únicamente en encontrar las mejores oportunidades en Fondos de Inversión que inviertan en Acciones (Renta Variable) a nivel global.

Las carteras en las que invierten este tipo de clientes no tendrán límite en la variación de los precios y por tanto no habrá un control de la volatilidad.

Tecnología para el Hogar

En IremarHome Hogar queremos ser la Web de referencia como guía de productos tecnológicos para el hogar y la salud.

Tecnología para la oficina

En IremarHome Oficina te presentamos Topimpresora, la web enfocada a todos los productos y servicios que pueda necesitar tu pequeña oficina o negocio, con especial atención a un producto muy novedoso, la impresora 3D.

Observación e Investigación

IremarHome Investigación es nuestra Web para análisis de cámaras, videos y otros artículos tecnológicos. Además, búsqueda de detectives de confianza en la provincia de Málaga aunque con interconexiones con toda España e incluso Portugal.

Asesores de Seguros

En IremarHome Seguros aspiramos a ser la Web de referencia en la consulta de seguros del mercado basado en lo que el usuario verdaderamente necesita, desea y esté verdaderamente disponible en el mercado. Y todo ello sin dejar atrás la calidad en el servicio, la eficiencia en nuestros procesos y la capacidad de innovación.

Sostenibilidad

En IremarHome Sostenibilidad colaboramos con Amelgar Programas para la Sostenibilidad y sus proyectos de Voluntariado Social y Medioambiental, Ocio Inclusivo en el Medio Ambiente y Mentoring para Jóvenes. Asociación con inquietudes en estos asuntos desde 2004.

Taxi grandes dimensiones

En IremarHome Taxi, apoyando a las personas con Movilidad Reducida, te presentamos un servicio de reserva de taxi de gran tamaño adaptado, con servicio a toda Málaga y Andalucía.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.